• La patronal del alquiler turístico considera que la restricción en ambos municipios no se sustenta en base a ninguna emergencia de vivienda ni a ninguna problemática real de infraestructuras

Palma, 25 de mayo de 2018

Habtur Baleares muestra su disconformidad con la decisión tomada por los equipos de gobierno de Llucmajor y Marratxí respecto a las Estancias Turísticas en Viviendas (ETH). De hecho, desde la patronal apuntan que la decisión es totalmente arbitraria y no se basa en ningún criterio técnico de relevancia.

La decisión del Ayuntamiento de Llucmajor de sólo permitir el alquiler turístico a Se Arenal en viviendas unifamiliares durante 60 días al año es un grave error dado que la zona es eminentemente turística. En este sentido, desde Habtur no se entiende cómo es posible que un Gobierno de centro-izquierda propicie el modelo hotelero por encima de una actividad socializadora de los beneficios del turismo, como lo son las estancias turísticas en viviendas. Hay que decir, además que la oferta de ETH en Llucmajor se redujo en un 3,76% entre 2016 y 2017.

En cuanto al consistorio de Marratxí, tampoco se entiende una restricción a 60 días en plurifamiliares dado que el municipio no tiene problemas sólidos de acceso a la vivienda. Queda claro, pues, que las decisiones tomadas responden a criterios políticos y no a criterios técnicos una vez más.

Hay que mencionar que el porcentaje de ETH sobre el parque de viviendas es muy pequeño, siendo de un 6,53% en el caso de Llucmajor y de un 1,77% en el caso de Marratxí.

Así mismo, Habtur recuerda que de este modo se sigue creando una situación de alarmismo innecesario que hará mucho mal en las Islas Baleares como destino. Además, del total de turistas que visitaron las islas el 2016, sólo un 12,77% lo hacéis en la modalidad de alquiler turístico según datos de Frontur, una muestra más del ataque frontal que recibe el sector por parte de las administraciones.