APTUR-Balears reune a más de 150 personas en Es Mercadal para hablar de alquiler vacacional.

La asociación agradece la asistencia del director insular de Ordenación Territorial, Eduardo Soriano, y de los alcaldes de Es Castell y Es Mercadal, Lluís Camps y Francesc Ametller.

 

15 de febrero de 2018.-Unas 150 personas participaron ayer en la mesa redonda organizada por APTUR-Balears en la localidad menorquina de Es Mercadal, para hablar de la Ley de Turismo y de la futura zonificación del alquiler vacacional en Menorca. Los asistentes manifestaron su gran preocupación de cara a la zonificación, en un encuentro muy participativo que duró más de tres horas.

 

El presidente de APTUR-Balears, Joan Miralles, destacó la importancia de que la nueva normativa permita regularizar todas las plazas de alquiler vacacional que se comercializaban hasta ahora a través de la Ley de Arendamientos Urbanos. Según el presidente de la asociación, el alquiler vacacional, especialmente en Menorca, es una herramienta clave para la desestacionalización.

En la mesa redonda participó el director insular de Ordenación Territorial, Eduardo Soriano, que explicó las trés áreas que establecerá la zonificación, así como los indicadores que definirán lo que será considerado como zona turística, donde se podrá desarrollar alquiler vacacional, y núcleo tradicional, donde estará prohibido. Según ha explicado, también se prohibirá el alquiler vacacional en suelo rústico.

Francesc Roca-Cusachs, uno de los responsables de Airbnb en España, presente en la mesa redonda, explicó que su plataforma cuenta con 972 anfitriiones en Menorca que ganaron unos 13 mimllones de euros el año pasado. En 2017, Airbnb llevó a la isla a més de 60.000 viajeros, con una media de edad de 37 años. La nacionalidad de los viajeros fue, principalmente, francesa y británica.